Las verdades y los mitos del content marketing más comunes

content marketing

En tu recorrido por este mundo tan amplio del marketing, es muy seguro que en algún momento te hayas topado con ciertas ideas relacionadas con el Content Marketing:

Que hay que publicar todos los días;

Que no es para todo tipo de empresa;

Que con tener un Blog basta;

Que no es efectivo para vender;

Y un largo etc.

Hoy vamos a hablar acerca de la mayoría de esas ideas y vamos a desmentir o confirmar, según nuestra experiencia.

Pues, a pesar de que el content marketing tiene grandes puntos a su favor, que hasta podemos decir que es una de las estrategias más potentes del marketing digital, existe mucha desinformación al respecto.

Ponte cómodo y acompáñanos.

El content marketing es solo texto.

Cuando una persona promedio piensa en el marketing de contenido, probablemente se imagina en primera instancia una publicación de blog o un artículo.

Pero el content marketing va más allá del texto: son imágenes, infografías, vídeos, podcasts, e-books, eventos, experiencias de marca…

Es utilizar todo formato para hacer contenido con el propósito principal de aportar valor a esa audiencia objetivo de tu marca.

Para muestra, observa estos datos extraídos de la plataforma Trend.io en dónde preguntaron a usuarios qué formato de contenido prefieren ver de una marca:

En definitiva, el texto es solo un componente dentro del conjunto de estrategias tan amplias como el content marketing.

Incluso hay un nuevo enfoque denominado Marketing CON Contenidos que agrupa muchas más disciplinas del marketing ¿Lo conoces? En este artículo te hablamos de él.

Se puede implementar solo de forma online. 

Esta idea parte de la creencia de que el marketing de contenidos se trata de algo nuevo, que surgió gracias al internet.

Pero no es así.

El acercarse a los potenciales consumidores mediante el contenido de valor sin recurrir a una publicidad directa es una estrategia que se ha utilizado durante varias décadas: publirreportajes, informes, revistas empresariales,  documentales, cortometrajes… 

Por lo tanto, no se trata de una estrategia exclusivamente online. 

La diferencia es que el canal más utilizado en la actualidad para llevarlo a cabo es el internet, y es que gracias a ello el content marketing se ha convertido en una disciplina ampliamente usada y accesible para cualquier marca.

ejemplo publirrreportaje
Ejemplo de publirreportaje de GoPro, marketing de contenidos en medio offline.

Entre más y más contenido crees, más funciona.

Falso. No necesariamente tiene que ser así.

En el content marketing prima más la calidad sobre la cantidad.

Y es que de nada sirve publicar todos los días si el contenido no es relevante ni bueno para la audiencia. 

De allí parte una de las máximas del marketing de contenidos: lo importante es producir contenidos de forma estratégica, aportando soluciones que resuelvan problemas de tu público objetivo y con alta calidad de información.

Para muestra un botón:

Google no clasifica las páginas web de acuerdo a su frecuencia de publicación, sino al valor y la utilidad de la información que comparten.

Y de allí parte el siguiente mito.

Cualquier contenido es válido 

Para que tus contenidos realmente puedan causar un impacto como estrategia, necesitas crearlo a partir de datos relevantes extraídos anteriormente de tu audiencia, es decir conocer a tu buyer persona

Solo así podrás orientar cada tipo de contenido a resolver los problemas o inquietudes que posean, así como cumplir los objetivos de educarlos, inspirarlos o entretenerlos.

En este post explicamos cómo orientar tus contenidos de la forma más óptima para impactar a tu audiencia.

ejemplo de buyer persona
Cómo crear un buyer persona, cortesía de Impulse

El marketing de contenidos da resultados instantáneos.

Esta es una idea que lleva a tener falsas expectativas.

Ver resultados de una estrategia de content marketing conlleva tiempo. Muchas empresas tienen la idea de que se puede viralizar contenido fácilmente y que con eso ya pueden obtener resultados de forma rápida. O que con publicar contenidos durante unos pocos meses es posible construir una comunidad fuerte y potente.

Si bien es cierto que hay casos en los que sí se han conseguido tales resultados, no es factible pensar que entonces el marketing de contenidos pueda tener resultados inmediatos.

Lo más real es que para convertirse en un referente en el sector, se necesita tiempo; tiempo de planificación estratégica, de probar distintos formatos, de conocer a la audiencia, de medir, de optimizar…

Una estrategia exitosa de content marketing requiere de un monitoreo continuo, investigación y mucha constancia. 

Con un Plan de Content Marketing trabaja para desarrollar una identidad de marca, cierta autoridad y para conseguir nutrir a los clientes potenciales a lo largo del tiempo.

El content marketing no te ayuda a aumentar las ventas.

Totalmente falso. El content marketing puede generar ventas, pero también puede generar mucho más.

El marketing de contenidos representa una estrategia clave en el inicio del recorrido del comprador, porque atiende a la primera fase y segunda fase psicológica de los consumidores: la fase de awareness o conciencia, y la fase de interés, en donde nuestro potencial cliente descubre que tiene un problema y busca posibles soluciones a tal inquietud.

Además, con una estrategia de marketing de contenidos es posible destacar de la competencia, crear autoridad, crear relaciones con tus clientes potenciales, aumentar el interés, despertar la necesidad, posicionarte como un experto en tu nicho, llegar a nuevas audiencias….

Las ventas son importantes, por supuesto. Pero hay otros objetivos en los que el marketing de contenidos proporciona grandes resultados.

El marketing de contenidos no funciona para todo tipo de negocios

Para aclarar, el marketing de contenidos no es un estilo de marketing específico de una industria. No existe una empresa en particular que sea «la más adecuada» para el content marketing.

Por lo que el content marketing funciona para empresas y marcas de cualquier sector. 

Lo importante es que lo uses  para crear contenido que atraiga a tu audiencia, cumpla un objetivo y transmita la esencia de tu marca.

Si lo haces bien, funciona.

Veamos el ejemplo de una estrategia de content marketing de la empresa Philips.

Philips es famosa por fabricar una variedad de productos, desde bombillas hasta un televisores, sin embargo decidieron enfocar su estrategia de marketing de contenidos para atender a una necesidad que descubrieron en su público: el cuidado personal.

Así, crearon un Blog para proporcionar información de relevancia, dirigido a posicionarse en el segmento, sin dejar de lado su filosofía de marca.

Otro ejemplo de que el content marketing se adapta a cualquier industria es el caso de la marca mexicana de Sal Roche.

Desarrollaron un blog donde tratan una variedad de temáticas sobre la sal de mar, desde recetas hasta las dudas que sus consumidores podrían tener sobre el consumo del producto. 

blog sal roche

Al final del día, el marketing de contenidos es solo una forma de contar historias. Y cualquier empresa es capaz de contar historias interesantes, una vez que comprenda lo que eso significa. En este post te contamos cómo adaptar una estrategia de contenido según tipo de empresa.

No es posible medir el ROI

Aunque el objetivo principal de una estrategia de content marketing no sea el generar ventas, no significa que no se pueda medir su efectividad para saber el retorno de la inversión.

Para medir el ROI, es necesario establecer las métricas e indicadores según el objetivo que se busque conseguir.

Así, para una estrategia de contenidos cuyo objetivo sea “aumentar visibilidad de marca” los indicadores para cada publicación serán las impresiones, el alcance, las reproducciones en caso de ser un formato audiovisual, entre otros.

 

kpis en marketing digital

No necesito especialistas para implementar el marketing de contenidos

Como lo comentamos, cualquier tipo de empresa puede crear contenido de calidad para su audiencia. Sin embargo, eso no siempre significa que no se requiere de especialistas para llevar a cabo el marketing de contenidos.

Veámoslo con un ejemplo:

La creación de contenido es como arreglar un coche. Las cosas más simples, probablemente las puedas hacer por tu cuenta.

Pero una vez que comiences a lidiar con problemas más complejos, es mejor dejarlo en manos de los profesionales.

La realidad es que si tu equipo de marketing no está capacitado en content marketing o no tiene el tiempo necesario para implementar una estrategia alineada con la persecución de objetivos, será mejor delegar esto a una agencia de contenidos. 

Recuerda que el content marketing va más allá de solo saber cómo escribir en un blog o redes sociales.

Mi empresa no necesita una estrategia de marketing de contenidos

No todas las marcas o empresas tienen un producto o un servicio que puede dar lugar a una infinidad de temas interesantes, o que pueda hacer fácil el trabajo creativo de la creación de contenido. 

Pero eso no es una razón para dejar a un lado el marketing de contenidos.

  • El marketing de contenidos mejora tu imagen de marca.
  • Te posiciona en tu nicho.
  • Te hace destacar de la competencia.
  • Atrae posibles clientes potenciales.
  • Crea relaciones con tu audiencia.
  • Te ayuda a incrementar ventas.
  • Mejora la fidelización y la retención.

Observa los objetivos que hoy las empresas planean alcanzar con su estrategia de content marketing:

objetivos marketing de contenidos

Además un estudio del Content Marketing Institute ha revelado que el 32% del presupuesto total de empresas B2C se invierte en marketing de contenidos.

¿Realmente  tu empresa no lo necesita?

En Conclusión…

Si has llegado hasta acá es porque quizá ya has logrado derribar algunos mitos más comunes y conocer verdades acerca del content marketing 

Recuerda que el marketing de contenidos funciona para cualquier tipo de negocio.

Una estrategia va más allá que solo contenido basado en texto.

El marketing de contenidos es más que solo ventas.

Es clave dejar de esperar tener resultados instantáneos y sí ver hacia los beneficios a mediano plazo.

Para un mayor impacto, mejores estrategias. Y ante esto, trabajar junto a especialistas es la respuesta. 

Si te ha quedado claro todo esto, ¡Enhorabuena! estás varios pasos más cerca de cosechar los beneficios del marketing de contenidos.